Artículo escrito por Ivan Loire, desarrollador español fichado por Atlassian durante el Recruitment Roadshow.

Llevo en Sydney seis semanas, cinco de ellas trabajando oficialmente para Atlassian. Todos los compañeros españoles (Alberto, XaviEsther  (la Guardiana del Bootcamp) Eduardo y Diego) son también “recién llegados”, y todavía esperamos a David y Sergio, que se incorporarán en breve. Junto a David Bonilla vamos a ser 9 los españoles trabajando para Atlassian.

Ahora estamos todos inmersos en el “bootcamp”, que es un período de formación y adaptación de unas 6 semanas, en el que recibimos formación, conocemos por dentro productos de la empresa, su filosofía de trabajo, y lo necesario para incorporarnos con la menor fricción posible a los respectivos equipos (en mi caso Confluence).En este período estamos desarrollando plugins, resolviendo bugs para familiarizarnos con los productos, trabajando con instancias de OnDemand, escribiendo post técnicos y alguna que otra cosica más.

Xavi acepta abiertamente cualquier crítica sobre su código.

Cultura en Atlassian

Uno de mis deberes como “bootcamper” es escribir un post, así que he decidido hablar acerca de la cultura de Atlassian, de qué es lo que hace de Atlassian algo más que una empresa y un trabajo, y hacerlo en castellano, para el blog de atlassian.es (espero que David me lo acepte).

Los cacahuetes

Una empresa de software sin “peanuts” no es tal. La parte anecdótica es que trabajamos con las mejores herramientas y recursos materiales disponibles (equipos, monitores, accesorios, tipo de escritorio, etc..), aparte de otros “perks”  que también ayudan como: nevera llena toda la semana con todo tipo de alimentos, tiradores de cerveza, fiestas casi cada semana para evitar que la cerveza caduque, mesa de ping pong, de billar, TV, vídeo consolas, clases de yoga, colgadores de bicicleta, arsenal de armas “nerf”, duchas, máquinas con refrescos gratuitos, etc.Es normal ver a cualquier responsable de área andando descalzo por la oficina, ver pasar ciclistas por los pasillos, o intentar mantener una reunión seria mientras al otro lado del cristal tienes a 10 tíos haciendo series de flexiones en el suelo.

 

 

Scott Farquhar puts it bluntly: “I want to ruin employees so they never want to work anywhere else. I want them to rue the day they left Atlassian.” original article

 

El plato principal

Si bien en el párrafo anterior hablaba de “peanuts”, os aseguro que NO es lo que retiene aquí a la gente ni de lo que quiero hablar aquí. La parte que engancha, la que te hace pensar que tienes la suerte de trabajar en la mejor empresa del mundo, es la relacionada con su espíritu y valores, que cada integrante comparte y hace suyos, desde el CEO hasta el encargado de recepción. Estos valores se tienen presentes a diario, en cada decisión que se toma internamente a la hora de introducir cualquier cambio en los productos.

Por cierto, estos valores no fueron elegidos por los fundadores ni por ningún comité ejecutivo, sino por los propios trabajadores de la empresa.

Los valores

1. Open company, no bullshit:

Cultura de transparencia total en todas las materias, en todos los niveles. Reuniones de junta directiva a puerta abierta, confluence interno con acceso libre a todo tipo de información, etc. Reuniones mensuales con los fundadores. Tú evolución va a depender directamente de tus resultados y se te va animar y ayudar a que obtengas los mejores posibles. 

2. Be the change you seek:

Ninguna burocracia va a limitar tu capacidad de actuación. Mejora lo que sientas que ha de ser mejorado. No te quejes. Cámbialo. Nadie te va a poner barreras (todo lo contrario). 

3. Build with heart and balance:

Crear con corazón quiere decir que consideramos nuestro día a día una misión, más que un trabajo. Intentamos que nuestros productos sean el reflejo de lo mejor de nosotros.

Hacerlo con equilibrio es considerar que cada decisión tomada en el proceso afecta directamente a nuestros colegas, clientes, equipo de soporte, accionistas, etc.

4. Don’t fuck the customer:

Muy sencillo: No hagas absolutamente nada que vaya a tener una repercusión negativa en el cliente. NUNCA (si te hemos cabreado alguna vez por favor háznoslo saber)

5. Play, as a Team

Al ser una estructura muy plana, respondes, además de a tu líder de proyecto, a tu equipo. Todos los equipos son una piña donde se comparte mucho más que trabajo. Para que esto suceda es necesario que todos los miembros compartan los valores de la empresa (transparencia, motor de cambio, etc). Si esto sucede, lo demás va rodado.

Existe incluso un programa interno de agradecimiento llamado “Kudos¨, para poder decir “gracias colega por perder la tarde ayer en ayudarme¨, con el que la empresa recompensa con un pequeño detalle a tu compañero.

Filantropía

“Giving back” ha sido una de las preocupaciones principales de los fundadores, y se ha materializado con la creación de una fundación: Atlassian Foundation. Iniciativas como movember (aquí puedes ver al equipo de Sydney – por cierto, si nos donas 5 EUR la empresa pone otros 5, así que anímate!!) son sólamente la punta del iceberg. Atlassian mantiene un comité voluntario para dirigir acciones específicas, todas enfocadas a fomentar la educación. El lema es “Giving education to children to break the poverty cycle” (dar educación a los niños para romper el círculo vicioso de pobreza).

Atlassian ofrece el 1% de su facturación, el 1% del tiempo sus empleados y el 1% del capital de la empresa a organizaciones sin ánimo de lucro y organizaciones benéficas.

Es realmente emocionante asistir a una reunión y escuchar a tus compañeros relatar sus experiencias acerca de colaboraciones voluntarias que hicieron en anteriores empresas y como piensan continuarlas y ampliarlas en Atlassian. Cosas como esa te hacen darte cuenta del verdadero tamaño y valor de esta empresa, y el hecho de que estás rodeado de gigantes y de que todos y cada uno de tus compañeros de trabajo son AMAZING (como diría Bonilla), y no solamente por sus capacidades técnicas.

Acabando…

Se nota que Scott y Mike (los fundadores de la empresa) mantienen el espíritu de desarrolladores. Tienen claro cuales son los pilares sobre los que se apoya la empresa (capital humano), y saben exactamente qué es lo que los mantiene motivados.

El CEO de vuestra empresa… os gustaría que fuese así? – además sabe programar. Qué más se puede pedir? 


Nuestro confluence interno es la mayor muestra de transparencia, honestidad y compañerismo. Un verdadero termómetro. Reconocimientos públicos de errores, propuestas de mejoras, feedback inmediato ante cualquier propuesta o petición de ayuda, etc.