Entre el exceso de e-mails, reuniones sin sentido y constantes interrupciones, no es de extrañar que, hoy en día, los equipos tengan que luchar para conseguir finalizar cualquier proyecto. En el trabajo se pierde un montón de tiempo y esto tiene una enorme repercusión en la productividad del equipo. Sorprendente, ¿no? Para empeorar las cosas, es probable que trabajes con compañeros en otros países o zonas horarias, lo que te hace perder aún más tiempo. El trabajo se ha convertido en Leer más...